miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿Cuál es el mejor disco de Radiohead? Su discografía: canción por canción.




Antes que nada tome en cuenta mi muy caro lector que soy un aficionado de la música, sólo eso, un simple, mortal y corriente aficionado. No soy un experto en Radiohead, no sé en qué año publicaron la versión exclusiva de una grabación ni como se llama el perro de Thom Yorke. Tampoco soy crítico musical, no escribo en la Rolling Stone o conduzco un programa de radio. Vaya, ya lo adivinó, de experto no tengo nada. Apenas un melómano discreto.
La segunda consideración a tomar en cuenta es que estas opiniones son meramente subjetivas, son mis puntos de vista, por muy obvio que parezca, no representan la de un grupo, estación de radio, revista o institución, sólo representan a mi cabeza. Sólo a ella, a mi cabeza loca.
Tercera y última consideración: Sólo tomé en cuenta los discos en estudio (que hasta mayo de 2016 van 9), nada en vivo, nada de edición especial, colaboraciones, soundtracks, lados B, etc.
Ya curándose en salud y evitando varios trolls en el camino, sírvase entender mi escala personal:

1 estrella: Mala. Canción que fue grabada para rellenar un disco. Si puedes la borras de tu disco duro y de tu cabeza.
2 estrellas: Floja. Un tema equis, prescindible, no inspira. Le adelantas a la siguiente canción.

3 estrellas: Bien. Cumplidora a secas. Bien la puedes tararear en la ducha.

4 estrellas: Muy buena. Imprescindible en un concierto, quizás esté entre tus favoritas, rolota.

5 estrellas: Excelente. Un himno, un poema, una obra de arte. Te eriza, casi chillas.

 



Pablo Honey (66.66, 3.33 estrellas)








You: El mundo se acabará pronto, ¿Por qué habría de creerte? Canción que ilumina las estrellas, el sol y la luna. Rolota para ser la primera grabación de la banda. 4 estrellas.

Creep: Diga lo que diga el mundo y la misma banda, es quizá de las mejores rolas del siglo. Está en su top 5. 5 estrellas.

How do You?: Canción muy corta, entre que cumple y aburre. 2 estrellas y media.

Stop Whispering: Aquí ya se vislumbra la calidad de la banda y sus capacidades contemplativas-explosivas. 4 estrellas.

Thinking About You: Linda balada, fluida y fácil de recordar. 3 estrellas y media.

Anyone Can Play Guitar: Una de las canciones más olvidadas de Radiohead, pero que sin duda es una gran composición. 4 estrellas y media.

Ripcord: Buena rolita. 3 estrellas.

Vegetable: A veces uno no entiende porque este disco pasó tan infravalorado en su tiempo. De no ser por Creep hubiera quedado en el olvido. Pero esta canción ya la quisieran grabar más de 100 bandas en la actualidad. 4 estrellas.

Prove Yourself: A mitad de la canción parece que no va a pasar nada, pero después de esas percusiones le da un toque especial. 3 estrellas.

I Can’t: empieza muy bien, después se va perdiendo, al final quiere recuperar. Sale tablas. 2 estrellas y media.

Lurgee: ni con su solo de guitarra se salva, de las más flojas de Radiohead. 2 estrellas.

Blow Out: Igual que con la anterior, tampoco pasa nada. No quiero decir que fue para rellenar el disco, porque no lo es, pero en pasajes de esta canción lo parece. 2 estrellas.

40 estrellas de 60 posibles. Dando una calificación de 66.666 sobre 100. El disco saca un promedio de 3.33 estrellas.


The Bends (80.00, 4 estrellas)



Planet Telex: Por alguna extraña razón es uno de los comienzos de disco y de canción que más me gustan de la banda. Un tema muy bien logrado. 4 estrellas.

The Bends: Radiohead casi nunca utiliza el nombre del disco en una canción. Canción pegajosona y bien lograda. 3 estrellas y media.

High and Dry: Seguro los críticos cuando llegaron al tercer track del disco dijeron: un momento, esta no es una banda de un one hit wonder, ¡Esta es una bandota! Por cierto, esto es algo que Coldplay por más que emule no lo puede imitar. 5 estrellas.

Fake Plastic Trees: Ya con esta rola y la anterior le bastó para superar al disco anterior. Otro himno imperecedero. 5 estrellas.

Bones: Quizás la más floja de The Bends. Lo único que me gusta son las guitarras. 2 estrellas y media.

Nice Dream: De las canciones más dulces de la banda, sin que eso signifique que sea melosa sin sentido. La disfruto mucho, y el arreglo del final le da el toque maestro. 4 estrellas.

Just: Esta seguro es de las canciones que más disfruta tocar Johny Greenwood, tiene todo su mood. Con esta Radiohead le demostró al mundo que no iban a conformarse con la fama de Creep. Pero gacho. 5 estrellas.

My Iron Lung: Esto ya parece disco de éxitos. En esta literalmente Yorke canta lo que mencioné en el tema anterior. 4 estrellas y media.

Bullet Proof…I Wish I Was: Con los primeros 105 segundos de esta rola Radiohead deja de ser una banda de rock y se empieza a convertir en algo que más de la mitad de los que les “gusta” Radiohead aún no alcanzan a comprender. Se empieza a gestar el monstruo incomprensible. 5 estrellas.

Black Star: cumple y bonito. 3 estrellas.

Sulk: Corrijo, ésta es la más mala del disco. 2 estrellas.

Street Spirit (Fade Out): No por algo a la banda le gusta cerrar sus conciertos con ésta. Iba a ponerle 4 estrellas pero con la línea final subió mi puntaje: Immerse your soul in love. 4 estrellas y media.

48 estrellas de 60 posibles. Dando una calificación de 80 sobre 100. El disco saca un promedio de 4 estrellas.




OK Computer (90.90, 4.54 estrellas)





Airbag: I’m back to save the universe (and the rock and roll). Los solos de guitarra literalmente no tienen madre. 4 estrellas y media.



Paranoid Android: Ésta canción es la que quizá terminó de catapultar para siempre a Radiohead de ser una “buena banda” a una “banda de culto”. Nunca me canso de escucharla, tiene tantos matices (aunque marcadamente tiene 3). Excelsa. 5 estrellas.



Subterranean Homesick Alien: De mis temas favoritos del disco, es una canción redonda de principio a fin, aquí es donde agradeces que el grupo sea británico, pues el inglés es tan limpio y cristalino que es bastante fácil memorizar una canción tan hermosa como esta. 4 estrellas y media.



Exit Music (For a Film): Poner atención: esta composición debe escucharse con las luces apagadas, a todo volumen, con alcohol en las venas y con tu enamorada desnuda al lado tuyo. 5 estrellas.



Let Down: Debo confesar que cuando escuché el disco por primera vez, ya hace bastantes años, ésta era de las que menos me gustaban. Pero tiene esa extraña propiedad de que a cada escucha te va convenciendo más y más. 4 estrellas.



Karma Police: Y ya que andamos confesando cosas, ésta fue la primera canción de Radiohead que conocí. Si, le entré ya un poco tarde a la música de la banda, pero gracias al dios de la música que los conocí (gracias Orfeo). Sobra decir que esta canción me eriza, es de esas canciones perfectas que sólo Radiohead sabe componer. 5 estrellas.



Fitter Happier: Aquí el problema es que si eres un verdadero fan, de esos de hueso colorado, clavadotes, defenderás este track como una obra de arte que plasma de forma impecable el espíritu del disco, que es conceptual. Si eres un crítico malsano y de corazón frío dirás que este track es sólo para rellenar el disco. Por lo tanto, puede tener 1 o 5 estrellas. You decide.



Electioneering: No es mala canción, pero no me inspira mucho. La más flojita del mejor disco de la banda. 2 estrellas y media.



Climbing Up the Walls: It’s always best when the lights is off. Sin lugar a dudas. Esta canción tiene tantas líneas tan excelsas, y sus arreglos son tan perfectos, que es de mis favoritas, me deja sin palabras. 5 estrellas.



No Surprises: Esta canción no dejaba de tenerla dentro de mi cabeza cuando salió. Infinita composición. 5 estrellas.


Lucky: Aquí es cuando te das cuenta que Radiohead es de esos grupos que todo hacen bien, que hasta te da miedo. Lástima que de las dos veces que los he escuchado en vivo no han tocado esta canción. Me hubiera vuelto loco. 5 estrellas.


The Tourist: La banda puede ser considerada por muchos como depresiva, como música triste, como emo. Lo que es cierto es que a mí me ayudó muchas ocasiones en caer en una mini depresión, de esas que sonríes al mundo y le dices que no eres igual que ellos, que te dejen solo, que te dejen caer a 1000 pies por segundo, que así morirás tranquilo. 4 estrellas y media.

50 estrellas de 55 posibles. Dando una calificación de 90.90 sobre 100. El disco saca un promedio de 4.54 estrellas.



Kid A (80.00, 4 estrellas)



Everything in it’s Right Place: Es uno de los comienzos más interesantes de un disco de Radiohead. Marca el inicio del giro electrónico que tanta gente no comprendió de ellos. 4 estrellas.

Kid A: Segunda ocasión que la banda utiliza el nombre de un disco en una canción, pero a diferencia de The Bends, esta pieza es demasiado alejada de lo que Radiohead nos tenía acostumbrados. Insisto, la etapa electro del grupo no me disgusta, incluso la celebro, pero esta pieza se queda en el medio de rock y electrónico, y a mi gusto no es ni una ni otra. 2 estrellas.

The National Anthem: Este es el punto de quiebre para muchos aficionados al quinteto de Oxford: Al llegar a esta canción decides que este disco han ido demasiado lejos y lo alejas de ti y de paso te alejas de la banda y sólo la visitas para Creep y algunos otros hits, o por el contrario, la adoptas para siempre: la canción, el disco, la banda, su universo. Haters gonna hate. 4 estrellas y media.

How To Disappear Completely: Las trompetas de fondo a mitad de la canción la elevan a niveles insospechados, a diferencia de las otras baladas de Radiohead, esta es mucho más introspectiva, mucho más contemplativa, la armonía y el ritmo son perfectos. Esto no está pasando. 5 estrellas.

Treefingers: Siempre que la escucho me imagino en un paraje de hielo, perdido entre montañas cubiertas de nieve, con el sol abrasante. Por eso me gusta. 3 estrellas y media.

Optimistic: Imposible no llevar el ritmo, aquí se nota el cuidado que ponen en la producción, en los arreglos, para hacer que suene excelente. 4 estrellas y media.

In Limbo: I’m lost at sea, I’ve lost my way…Muy buena rola, te envuelve. 4 estrellas.

Idioteque: Aquí Radiohead nos enseña que si puedes estructurar una canción de Rock con computadoras. Muy bien lograda. O la odias o la amas. 4 estrellas y media.

Morning Bell: La batería es hipnotizante, la composición muy bien lograda, es a mi parecer la que representa de forma más completa al disco, pues mezcla de forma interesante las máquinas con los instrumentos, y con la voz de Thom, que siempre es un instrumento más. 4 estrellas.

Motion Picture Soundtrack: Aquí acaba uno de los álbumes más incomprendidos del grupo. Con una canción digna de un cierre de película. Linda por cierto. Al final el track escondido rememora a una recapitulación de tu vida en unos segundos. 4 estrellas.

40 estrellas de 50 posibles. Dando una calificación de 80 sobre 100. El disco saca un promedio de 4 estrellas.



Amnesiac (71.81, 3.59 estrellas)



Packt Like Sardines in a Crushd Tin Box: Quizás el inicio más flojo de un disco. 2 estrellas.

Pyramid Song: En la época en la que escuché esta canción se acomodaba perfecto a lo que leía, a lo que vivía, a lo que sentía. Parecía una barcaza llena de vivencias, pero a la deriva. 4 estrellas.

Pulk/Pull Revolving Doors: Talvez de todas las incursiones en la electrónica que ha hecho Radiohead esta es la menos afortunada, de hecho es la menos afortunada de todas las canciones de la banda en general. 1 estrella y media.

You and Whose Army?: Pieza maestra. Debe escucharse en un templo romano abandonado, a todo volumen, con el paganismo adecuado. 5 estrellas.

I Might Be Wrong: Esta es del tipo de composiciones rítmicas que le gusta incluir a la banda en sus discos. Se nota que disfrutan tocando este tipo de rolas. 3 estrellas y media.

Knives Out: Aquí es donde se captura la esencia del disco, que a diferencia del Kid A, que es su disco hermano, es una esencia más orgánica y acústica, pero con apoyos electrónicos, buena composición que te queda en la cabeza dando vueltas. 4 estrellas.

Morning Bell/Amnesiac: Primera vez que la banda decide reversionar un tema en un disco de estudio. Prefiero la versión del Kid A, pero esta no es mala. 3 estrellas.

Dollars & Cents: There are better things, to talk about. De letra casi incomprensible, con esta rola ya valió la pena comprar el disco. 4 estrellas y media.

Hunting Bears: Esta es la contraparte de Treefingers, su némesis orgánico, un tema contemplativo que no necesita a la voz humana para expresarse. 3 estrellas y media.

Like Spinning Plates: Aquí prácticamente todo se hizo con máquinas, y aun así sigue sonando tan Radiohead. A diferencia del tercer track de este disco, me atrevo a decir que es el mejor tema electrónico de la banda. Para los que aún no lo sepan, incluso hasta la voz fue grabada al revés para después procesarla. Our bodies floating down the muddy river, frase inmortal. 4 estrellas y media.

Life in a Glasshouse: Muy buena composición con tintes de jazz, de las grandes bandas, suena a Cole Porter. 4 estrellas.

39.5 estrellas de 55 posibles. Dando una calificación de 71.8 sobre 100. El disco saca un promedio de 3.59 estrellas.




Hail to the Thief (74.28, 3.71 estrellas)





2 + 2 = 5: Inspirada en la obra maestra de Orwell, 1984, con este inicio nos dejan muy claro que atrás quedaron los días de experimentar con los sintetizadores. Buena canción. 4 estrellas.



Sit Down. Stand Up.: Y bueno, aquí lo vuelven a hacer, pero no lo hacen nada mal: me refiero al uso de la tecnología mezclada con la acústica. 3 estrellas.



Sail to the Moon: Con esta composición me di cuenta de la madurez absoluta de la banda, no me pregunten por qué, pero lo supe. El piano, la letra, el ritmo. 4 estrellas y media.



Backdrfits: Aquí Radiohead, en este track y sobre todo en este disco, ya había perdido “fans” para siempre. Aquellos pseudo aficionados que se quedarán por siempre con las rolas del The Bends, algunas del OK Computer, y con Creep por supuesto. Consideraron que la etapa Kid Amnesiacana era sólo eso, un desliz. Pensaban que para este Hail to the Thief volverían a los viejos tiempos. Oh triste decepción. Que bueno que perdimos para siempre a esos fansetes. 3 estrellas.



Go to Sleep: Esta canción enmarca perfecto en aquella época donde ya todos nos habíamos asqueado del liberalismo financiero y los políticos. El ritmo tiene reminiscencias a sus épocas en The Bends, por eso funciona tan bien. 4 estrellas y media.



Where I End and You Begin: Me encanta esta rola. Así de simple. 4 estrellas. PD. I will eat you alive.



We Suck Young Blood: una de las composiciones de “miedo” de Radiohead. Muy bien lograda. 4 estrellas.


The Gloaming: Repetitiva, repetitiva, pegajosa, envolvente. Envolvente, pegajosa, repetitiva. 3 estrellas y media.


There there: Somos accidentes esperando ocurrir. Gracias porque esta banda ocurrió en mi época. Gracias. 5 estrellas.


I Will: Hermoso tema, simple y bello, imposible no cantarlo. 5 estrellas.


A Punchup at a Wedding: Buen ritmo, cómico. 3 estrellas y media.


Myxomatosis: Me gusta mucho el ritmo pero la letra creo que sólo es de relleno. Seguro Thom quiso incluir el beat a como diera lugar en el disco. 2 estrellas y media.


Scatterbrain: Hasta el tema anterior, todo el disco había sido bastante cumplidor y llevadero. Aquí se cae momentáneamente. 2 estrellas.


A Wolf at the Door: Buen cierre de disco. El Hail to the Thief es un disco a veces bastante olvidado e infravalorado. Creo que está entre los mejores logrados. Esta canción lo demuestra. 3 estrellas y media.


52 estrellas de 70 posibles. Dando una calificación de 74.2 sobre 100. El disco saca un promedio de 3.71 estrellas.



In Rainbows (65.00, 3.25 estrellas)




15 Step: Aunque hubiera preferido batería en lugar de caja de ritmos, la canción no es mala, pero lejos de ser una apertura de álbum espectacular. 3 estrellas.

Bodysnatchers: Ésta me recuerda un poco a Electioneering. Igual que aquella, termina sólo por cumplir. 3 estrellas.

Nude: Bonito tema. Se nota mucho más el empeño que pusieron en este que en anteriores tracks. 4 estrellas.

Weird Fishes/Arpeggi: Bueno, en realidad esta canción no inspira mucho. 2 estrellas.

All I Need: De las mejores composiciones del disco. Pausada y bien sincronizada, tiene esa particularidad que pocas bandas tienen, y que Radiohead hace muy bien: acoplar la voz de Yorke como un instrumento más. 4 estrellas.

Faust Arp: A diferencia de otros discos que llevaban un concepto, como fueron sus últimos 4 discos antes de éste, parece que el In Rainbows es más una colección de canciones que fueron escribiendo a lo largo de ese período sin llegar a encajar en una idea homogénea. Eso no significa que sea malo tampoco, pero termina por perderte un poco, a menos que cada una de esas canciones sea un hit, cosa que claramente no pasa con este disco. 3 estrellas.

Reckoner: Aunque es un disco bastante estable, es decir: no se cae de forma estrepitosa ni sube gloriosamente, pero no termina por levantar. Simplemente es un disco de canciones que Thom iba apuntando (es mi teoría claro está, no tengo por el momento interés en investigar el proceso de composición del disco, pero a mis oídos así suena). 2 estrellas y media.

House of Cards: Sin duda la mejor del disco. Lo que hace a Radiohead grande siempre son sus arreglos detrás de la letra y los instrumentos. 5 estrellas.

Jigsaw Falling Into Place: El In Rainbows ha sido uno de los discos más celebrados de la banda. No sé si fue porque dejaron la espesura de la etapa Kid-Amnesiac y regresaron a ser accesibles, o fue por su forma de distribución gratuita en internet. El mundo de la música, la gente que la consume y las tendencias siguen siendo un misterio en algunos casos. Para mí sigue siendo un misterio el éxito del álbum más flojo de la banda. 2 estrellas y media.


Videotape: Parece que cuando Thom toma el piano las canciones automáticamente se vuelven buenas. 3 estrellas y media.


32.5 estrellas de 50 posibles. Dando una calificación de 65 sobre 100. El disco saca un promedio de 3.25 estrellas.

The King of Limbs (73.75, 3.68 estrellas)




Bloom: Ya desde el comienzo nos alertan que vuelve un poco la densidad. Aquí en realidad la banda ya no suena a ella misma. Parece que se aburrieron de su sonido y desean con todas sus fuerzas ser otra banda, cosa que extrañamente celebro. 3 estrellas.

Morning Mr Magpie: Para mi agrado vuelven los discos conceptuales. Esta canción es de las mejores del disco, increíble cómo te va llevando. Es de esas canciones que quieres que no acabe pronto. 4 estrellas y media.

Little by Little: Me gusta la forma en que comienza y el sonido de la guitarra. La letra no es tan mala. Lo dicho, para tararearse en la ducha. 3 estrellas.

Feral: El sonido del segundo 44 hace que volvamos a escuchar esta canción y reflexionemos acerca del origen del hombre y del propósito de su existencia. Bueno, quizá no tanto, pero si sobre el hecho de que a la banda le sigue enamorando la electrónica. O quizá solo a Thom. 3 estrellas.

Lotus Flower: Me parece que no les fue difícil escoger cuál sería el primer sencillo del disco. Muy buena composición. 4 estrellas y media.

Codex: Escuchar esta canción a bordo de un tren, por la noche, viendo pequeñas luces pasar, viendo escapar tu vida, con audífonos. Otra obra maestra, Radiohead en su estado puro. 5 estrellas.

Give Up the Ghost: No sé por qué siempre que escucho esta rola se me figura como el final del disco, o el final de algo. Pero no es ni el final del disco ni de la banda (por suerte). Pero bien puede acomodar para el final de algo. 3 estrellas y media. 

Separator: Siendo el The King of Limbs el disco de más corta duración de la agrupación británica, resulta difícil evaluarlo y ponerle el lugar que le corresponde. A mi gusto es un pequeño disco conceptual con canciones enormes. No es su mejor entrega pero tampoco la peor. Me parece mejor la versión “Live from the Basement”. 3 estrellas.

29.5 estrellas de 40 posibles. Dando una calificación de 73.7 sobre 100. El disco saca un promedio de 3.68 estrellas.

A Moon Shaped Pool (78.18, 3.90 estrellas)


Burn The Witch: Siendo el A Moon Shaped Pool una serie de canciones “rescatadas” de tours, no publicadas y hasta olvidadas, resulta difícil encontrar un concepto definido en el disco. Este tema en particular resulta bastante distinto al resto del disco, es trepidante y poco introspectivo, es directo y a tu cabeza. 4 estrellas.

Daydreaming: Quizá ayude mucho ver el videoclip antes de sólo escuchar la canción. Esta es una de esas composiciones que es difícil digerir desde un principio, pero con ayuda audiovisual queda un poco más claro la idea que la banda nos quiere transmitir. A cada escucha te gusta más. 4 estrellas.

Decks Dark: Es una de mis favoritas del disco, se nota como la banda ha pulido su sonido de forma increíble. No por algo Radiohead es considerada la mejor banda de rock del mundo. Son capaces de meter un piano, coros y letras oscuras en una misma composición y seguir sonando geniales. 4 estrellas y media.

Desert Island Disk: De nueva cuenta, los posers, fans de moda y “creepsistas” (igual de ridículos que los “anti-creeps”) a estas alturas del álbum ya lo dejaron de escuchar. Definitivamente no es un disco de hits, no es un disco sencillo, es el Radiohead del 2016, así de simple. Buena composición. 3 estrellas.

Ful Stop: Desde hace varios discos a Radiohead le gusta incluir una composición del tipo electrónica con muchos beats por segundo. Su abuelo The National Anthem, su tío Idioteque, su padre The Gloaming. Ful Stop en vivo es genial. 4 estrellas.

Glass Eyes: Llegando a la mitad del disco está este corto tema. Digno de una banda sonora. Radiohead hace mucho suena a banda sonora de muchas vidas comunes. Sin embargo esta canción no es algo espectacular. 3 estrellas.

Identikit: Otra canción difícil de digerir. De hecho en su último concierto en México fue la que menos se coreó. Y no es que sea mala, sino que cuando la banda empieza a experimentar con cajas de sonido, efectos y demás, a la raza le saca de onda, pues siempre se tiene la idea de que Radiohead es rock puro. Pero ahí reside el problema, que Radiohead es un tanto inclasificable, son músicos en toda la expresión de la palabra. 3 estrellas.

The Numbers: Composición al más puro estilo Pink Floyd. No se puede pedir más. 4 estrellas.

Present Tense: Esta canción es digna de pertenecer a una élite donde sólo están las mejores composiciones de la banda. A mí también me dan ganas de tocarla en una fogata. Los coros de tipo angelical se han hecho presentes en varias canciones del disco, y le dan un toque excelso. 4 estrellas y media.

Tinker Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief: Quizá la que tenga el título más largo para un canción de la banda hasta ahora, si no tomamos en cuenta que en el HTTT tenían título alternativo. Dicho sea de paso, esta canción parece que escapó de ese disco, pues tiene todo su mood. También es una de mis favoritas, su final es exquisito. 4 estrellas.

True Love Waits: Llega una vieja conocida, y como dice su propio título, supo esperar para tener un lugar de honor en los discos de estudio de la banda. Esta versión te hace sentir que estás leyendo una carta de amor vieja, que desenvolviste y te hace sentir ese amor otra vez. Está por demás decir que es un himno. 5 estrellas.



Finalmente tenemos un ganador: el OK Computer es el mejor disco de Radiohead. El peor es el In Rainbows. Les dejo la lista completa y una gráfica. 


   
Y una gráfica de track por track




Si hiciéramos un compilado de canciones que alcanzaron 5 estrellas, así quedaría (se aceptan torrents y diseños de portada para este disco de ensueño):

1. Creep
2. High and Dry
3. Flake Plastic Trees
4. Just
5. Bullet Proof…I Wish I Was
6. Paranoid Android
7. Exit Music (For a Film)
8. Karma Police
9. Climbing Up the Walls
10. No Surprises
11. Lucky
12. How to Disappear Completely
13. You And Whose Army?
14. There there
15. I Will
16. House of Cards
17. Codex
18. True Love Waits



lunes, 30 de junio de 2014

Por qué Holanda sí superó a México


No suelo escribir sobre fútbol, entretenimiento que solo hace eso: entretener. (negocio, deporte y juego a la vez). Pero debo reconocer que es un entretenimiento que me gusta. Y las analogías con la vida y la idiosincrasia de un pueblo son muy interesantes.
Ayer 29 de junio de 2014, se enfrentaron en octavos de final dos de las selecciones que más he apoyado desde que tengo memoria: México y Países Bajos. Mi afición a México no tiene mucha explicación, nací aquí y he crecido apoyando al Tri desde toda la vida. La afición a la selección neerlandesa tiene una explicación más compleja: Desde aquella eurocopa del 88 en la que Rud Gullit, Marco Van Basten, Frank Rijkaard y compañía se coronaron con un fútbol impecable me enamoró. Tenía apenas 7 años y para mí había nacido mi afición al fútbol. Súmele que admiro al pueblo holandés por ser una sociedad liberal, luchadora y ejemplar. Y cuando tuve oportunidad de visitar ese país en un par de ocasiones no me queda más que admirarme mucho más por la forma de vivir de los neerlandeses. (y porqué no decirlo, de los belgas también).
Vayamos al encuentro y a un análisis que muy pocos aficionados en México hacemos. Porque hay que decirlo también: es en épocas mundialistas cuando te das cuenta que muchos opinan de fútbol "por moda" y te das cuenta que no tienen idea alguna de lo que hablan. Pero se vale, estamos en un país donde existe la libre expresión. Pero si vamos a hablar de algo, por lo menos hay que tener idea de lo que se habla.
Al partido lo divido en 4 partes: un primer tiempo neutral, un dominio mexicano, un dominio holandés y un momento de infarto. 

PRIMER TIEMPO NEUTRAL

Los primeros 45 minutos transcurrieron sin pena ni gloria. Holanda se derritió literalmente con el calor y la humedad de Fortaleza (jugar a esas condiciones climáticas es un crimen para cualquier deportista del mundo) hicieron mella en su rendimiento. Le cedió por completo la pelota a México, que no supo aprovechar que está más acostumbrado a ese clima. Layún se quiso vestir de héroe, como casi siempre le pasa a los futbolistas que quieren los reflectores y pasar a la historia como "el que nos pasó a cuartos" haciendo disparos afuera del área bastante desviados. Al final del 1er tiempo la defensa mexicana tuvo un error casi fatal donde Van Persie robó el balón y lo sirvió a Robben tomando mal parado a México atrás. Rafa Márquez cometió falta en el área sobre Robben. Éste con su espíritu competitivo no se tiró y siguió, pero Héctor Moreno volvió a foulearlo y lo derribó. Dos penales en una misma jugada que no se marcaron. Incluso Moreno se lesionó y se rompió la tibia y el peroné y tuvo que salir del partido. Error arbitral que ningún mexicano recuerda y que bien pudo cambiar todo el rumbo del partido. Pero si somos justos, nadie merecía irse con la ventaja al entretiempo, pues Holanda no hizo nada para merecerlo, y México lo intentó pero con muy pobres resultados.

DOMINIO MEXICANO

Al iniciar la segunda parte México salió con todo al ataque y son los únicos 20 minutos que le admiro al cuadro azteca. Ofendieron, hicieron daño y maniataron a los neerlandeses. Un golazo de Giovanni Dos Santos (de esos que hace cada 3 años y ya, no más) dió justo balance al encuentro. México ya lo ganaba y bien. Si me hubieran preguntado en ese momento a quién le iba, hubiera respondido sin duda a México, pues le iba al que mejor fútbol estuviera desplegando. Pero sólo fue eso: 20 minutos.

DOMINIO HOLANDÉS

A Holanda le pasa algo muy curioso, parece el México europeo. Parece que juega de acuerdo al rival. Contra los aún campeones defensores: España, jugaron como dioses, los hicieron añicos. Contra Australia, los débiles en el papel, jugaron mal y casi les cuesta el partido, pero al final remontaron. Contra Chile jugaron regular y les alcanzó para superarlos. Contra México tuvieron que verse abajo en el marcador para despertar. Ayudó que empezó a pegar la sombra y pareció que a los holandeses les empezó a subir la pila. Y es aquí que como mexicano critico al Piojo y a los mexicanos en su mentalidad. Una vez que metiste gol, y dominabas al rival tuviste que hacer lo que hiciste con Croacia: seguir teniendo la pelota, seguir intentando, asegurar el partido con más goles. La mejor defensa es el ataque, todos lo sabemos pero creo que los mexicanos aún no. Estoy seguro que si México hubiera continuado con el agobio le mete otro gol a Holanda y lo elimina de la copa del Mundo, y estaríamos hablando de cuartos de final con sabor a Concacaf. ¿Cuál fue la diferencia de este partido con el de Croacia? A Croacia se le jugó similar en el primer tiempo y los primeros 20 min del 2do tiempo.


Pero el punto de quiebre está en la mentalidad: para el futbolista mexicano no es lo mismo irle ganando a Croacia a mitad del segundo tiempo que a Holanda. Ahí juega la mentalidad. A Croacia no se le respetaba, incluso ya se le tenía cierta rencilla por sus declaraciones antes del partido. Y cuando México pudo perforar su área se fue por más y lo consiguió. Curiosamente fue el partido del que menos se hablo de Memo Ochoa. Contra la Naranja fue muy distinto, el Piojo Herrera mandó un mensaje muy claro: defender el gol, temerle a Holanda, respetarlo. Pobre mentalidad. Y no puedes cederle el balón al equipo que más goles hizo en la fase de grupo (10 goles). Vaya, no se le puedes ceder a nadie en el mundo. Y la mentalidad de replegarse la vi en tres personas que viven el fútbol de diferentes ángulos: El comentarista mexicano Martinoli exclamó "Ya acabalo árbitro, vámonos, con esto tenemos". Mi tía dijo "Con ese golesito me conformo, con eso tenemos papá" y el peor de todos, el Piojo Herrera: Saca a su mejor hombre, el más inspirado, Dos Santos, y mete a un jugador que inicialmente ni estaba en la lista de los 23 que iban a Brasil, Javier Aquino, que de los jugadores que están en Europa es el que rendimiento más pobre ha tenido y que no estuvo prácticamente en el proceso eliminatorio. Pero lo ingresó y le dió el mensaje a Van Gaal: te cedemos la pelota "A ver si nos puedes empatar". Van Gaal hizo cambió de parado, sacó a Van Persie, metió a Huntelaar y Depay y sentenció el encuentro.
Hoy vi un reportaje donde hacen un seguimiento a Chicharito Hdz desde que ingresó al encuentro. Es espectacular la mentalidad de este jugador. Si hubiera 11 chicharitos en el campo ganamos, lo juro. Desde que entra pelea todas las bolas, anima a sus compañeros y en el "cooling break" se nota claramente en sus labios como ordena una palabra a varios de sus compañeros "¡CONCENTRADOS!" "¡CONCENTRACIÓN!". Pero lo ignoraron. En la jugada del empate holandés se ve claramente como le dice a Aquino que cubra al centro, que lo cubra, el iba a cubrir al peligroso Memphis Depay. Aquino, ese jugador que nunca debió entrar no le hizo caso. Y justo por el centro vino el recentro de Huntelaar hacia las afueras del área donde Sneijder, el 10 de NL remató con furia y precisión. Es ahí donde México perdió la concentración que tanto les pidió el chícharo. 

EL DRAMA

Bien lo dice el comentarista de TV Michael Robinson: el momento en que más vulnerable está un equipo es cuando le meten gol o cuando mete gol. México ya se hacía en cuartos de final desde el minuto 48. Pero deben entender que los partidos duran 90 minutos, y tienes que jugar bien los carajos noventa minutos! Y gana quien hace más goles durante esos 90. Simple. Me parece ridículo, tonto, infantil y hasta increíble que más de la mitad del país, incluidos los jugadores y DT digan que perdieron por el árbitro. Si, es cierto, si juzgamos rigurosamente no era penal. Pero tarde o temprano Holanda te iba a meter el segundo. Incluso Márquez defiende mal, deja a la duda, y en esos momentos el árbitro no tiene 10 cámaras. Me parece que el penal mal marcado es lo más nimio e insignificante. Es el epitafio de lo mal concentrados y mentalizados que están los mexicanos. Y me parece que tanto medios, afición y jugadores siguen sin entender el juego, siguen si entender lo que yo entendí hace años en un partido de liguilla entre Pumas y Cruz Azul, donde Pumas metió un gol y se dedicó a defenderlo todo el partido. Al final le marcaron un penal que no era, Campos lo paró pero el contrarremate entró y eliminaron a mis Pumas. Al otro día en la secundaria me la pasé acusando al robo del arbitraje y que Pumas merecía estar en la siguiente fase, que había jugado mejor. La maestra de Historia se acercó y me dijo: no puedes ser mejor si te tiras atrás a defender un gol. Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe. Ahí lo entendí. Otro detalle del Chicharito: cuando marcan el penal y Huntelaar está por tirarlo, Hernández corre a la banca a preguntar sobre un tip, es decir, por que lado lo tira, a que velocidad, el estilo, etc. Corre endemoniadamente a decirle a Ochoa, pero éste, con su conocida prepotencia, lo ignora y ni lo deja hablar. Estos detalles te hacen el juego, no por algo el 14 juega en el Manchester United, algo le vió Ferguson, la mentalidad.
Todos en México se desviven en decir que el Tri dominó y superó a Holanda y que bastaron 5 minutos para que el árbitro les apestara la fiesta. Yo les pregunto: ¿Y Holanda no hizo su partido? Holanda jugó mucho mejor los últimos 20 minutos que México todo el encuentro. Robben hizo tres desbordes letales, que de no ser por Ochoa hubiera acabado en goleada. Ochoa sacó balones hasta con las pestañas. Holanda sofocó a México. El Tri tuvo sus 20 min de agobio y metió uno, la Oranje tuvo sus 20 y metió dos. ¿Quién ganó? ¿Qué partido vieron los televisos, aztecos, Joserramones y Orvañanos? ¿Qué transmitieron en el Zócalo y en miles de hogares en tierra azteca? Pero como no me gusta hablar sin datos duros, ahí les van, sacados del sitio oficial de la FIFA:


¿Cómo esperas ganar si te superan en tiros a puerta, ataques, tiros de esquina, centros al área, goles, posesión del balón y pases completos? ¿¡Cómo te pones a afirmar que los superaste ampliamente durante todo el parido con esos números? Holanda no sólo supero en números y goles a México, lo derrotó en algo más importante: Mentalidad.






martes, 1 de octubre de 2013

Porqué el 2 de Octubre no se olvida ni se debe olvidar


Mucho se suele decir que mi generación, incluso generaciones posteriores a la mía, no debemos hablar del suceso del 2 de octubre de 1968 simplemente porque no lo vivimos y no entendemos de lo que hablamos.
Pero algo me queda muy claro, el gobierno de hace 45 años sigue siendo el mismo gobierno mierda que nos gobierna ahora, porque no he encontrado una palabra que lo describa de manera más amplia y precisa.
Se han empeñado desde muchos años en desparecer de la historia lo que no quieren que sepamos, con un simple carpetazo en el 68 y un simple "delete" en el 2013 creen borrar de la memoria lo que nunca debe borrarse: hechos ignominiosos.
La libertad humana es algo que nunca debe coartarse ni limitarse, en el momento en que le ponemos límites pierde sentido alguno, deja de llamarse libertad. El PRI, ese partido de mierda, utilizó, utiliza y quizá utilizará técnicas represivas y autoritarias que le tapan la boca a cualquiera que no esté de acuerdo a sus intereses. Sus intereses sólo obedecen a enriquecer a una élite de familias acaudaladas, ignorantes y entreguistas, por tanto, cualquier acto que amenace esta comodidad ilusiva, los hace responder como bestias.
Ese mismo grupúsculo de personas adineradas y empoderadas ha encabezado una campaña de desprestigio contra la memoria del 68. Hacen ver que hablar del 68 es algo pasado de moda, algo que tú nunca viviste y por tanto no debes hablar de ello. Incluso si no sabes con lujo de detalle que ocurrió en aquel año, te recomiendo que hables del 68, para que más gente se interese en saber lo que pasó y se entere que su gobierno, ese que les da $500 por votar por ellos, ha asesinado a sus antecesores, simplemente por manifestarse.
La ley del Karma es inexorable, y ni los dioses mismos la eluden. El karma que deben cargar los militares, policías, funcionarios, Diaz Ordaz, la CIA y tantos otros que participaron en las masacres de ese año, por que no sólo se asesinaros a personas el 2 de octubre, se hizo y se sigue haciendo en cualquier fecha del año, repito, el karma que cargan es muy pesado, y en posteriores encarnaciones vivirán en carne propia los castigos merecidos.
No estoy muy de acuerdo en NI PERDÓN NI OLVIDO. Perdonar es una virtud que debemos cultivar, y este tipo de sucesos hay que verlos desde una perspectiva más inteligente e inclusiva. Los sucesos históricos de este calibre acontecen por una razón: Para que la raza humana evolucione y aprenda cual es el camino y cuál no es el camino. Definitivamente matar por matar no es ni nunca será el camino. Te perdono porque no sabías lo que hacías, tu ignorancia y tus emociones animales te hicieron actuar como una bestia, pero tu alma también tiene algo de divino, y es cuestión de tiempo hacerla despertar.
México es un país con una historia riquísima, y lo sucedido en 1968 es un parte aguas más de nuestra milenaria historia.
No debemos olvidar, porque el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla.
No debemos olvidar, porque murieron estudiantes que tenían el valor de un guerrero azteca.
No debemos olvidar que tenemos un gobierno lleno de ignorantes y gorilas.
No debemos olvidar que es nuestro deber mejorar ese gobierno con personas HUMANAS.
No debemos olvidar que se mató en nombre del "orden público".
 Qué no te digan que recordar el 68 es algo anacrónico y de borregos. Quién conoce su pasado conoce su presente, porque sólo entendiendo la historia es que se construye el futuro.
La recomendación es leer "REGINA" de Antonio Velasco Piña, un libro fascinante que une al Tibet con Tlatelolco, une a Shiva con la Guadalupana, une a Teotihuacán con Lhasa, y que nos recuerda con lujo de detalle lo que pasó en esos ayeres del 68. Este libro no sólo lo debe leer México, sino cualquier pueblo, familia, raza y nación que necesite despertar del letargo de la materialidad. 


PD. Si alguien sabe de que murió Javier Barros Sierra, el rector de la UNAM en aquellas épocas, por favor me lo comente, sólo sé que murió en 1971, pero por ningún lado en la red he podido saber de qué.

martes, 13 de agosto de 2013

Las razones por las cuales me borro de Facebook y nunca volveré




1a razón: Por sus instalaciones.
Hace un mes y medio aproximadamente tuve la oportunidad de visitar San José, California EEUU, dónde entre otras cosas se halla localizado el famoso Silicon Valley, que no es más que la zona donde se encuentran las compañías de tecnología más poderosas del mundo (Google, Yahoo, Intel, Cisco, Facebook, Apple, Texas Instruments, y un largo etcétera). Más info acá: Silicon Valley


Pues bien, con ánimo de turismo geek y tan sólo de conocer por conocer (por cultura pop diría yo) mis compañeros de trabajo y yo aprovechamos una tarde libre para visitar el área. Primero llegamos a Google, el gigante de Internet, quién no haya visto el documental de las instalaciones de Google se lo recomiendo mucho, todo es como lo que viene ahí y hasta mejor (enlace al documental http://youtu.be/-S61GzAInlA )
Tomé fotos, entramos a una tienda de souvenirs, a la que se suponen sólo entran amigos y familiares de empleados, pero con un poco de suerte y samaritanismo de un señor logramos entrar y comprar. A los que les dé pereza ver el video de Google, les puedo resumir que se respira un ambiente laboral increíble, hay coches eléctricos por todas partes, gente tumbada en el césped "trabajando", personas con los google glass, bicicletas hipsters de colores, androids regados por el campus, etc.






Pues con este mismo ánimo fuimos a Cupertino, la localidad donde están ubicados los headquarters de Facebook, la que es quizás la red social más grande y famosa del mundo, con la espantosa cantidad de un poco más de 1000 millones de usuarios (eso quiere decir que uno de cada 7 personas en el mundo tiene Facebook).
El primer problema con el que topamos es que ingresamos la dirección que viene en sitios oficiales al GPS y llegamos a una cafetería, sin ningún rastro de Facebook. De primera se nos hizo sospechoso, ya que la dirección era la correcta, pero no había nada de Facebook. Preguntamos y nos dijeron que era a unos 500 metros de donde estábamos, atravesando una avenida y dando vuelta a la derecha, es decir, ni siquiera cerca como para considerarlo un error del sistema de navegación del GPS.
De entrada llegas a un complejo que lejos de parecer un campus informático parece una instalación gubernamental. Es una serie de edificios centrales y alrededor de ellos un enorme estacionamiento. El estacionamiento rodea por completo los edificios, es decir, puedes dar vueltas indefinidamente sin encontrar una aparente entrada principal.


Y de hecho eso fue lo que hicimos, dimos unas dos vueltas al estacionamiento, rodeando los edificios blancos tratando de buscar una entrada principal, aunque sea una entrada para visitantes, como la tiene Google o cualquier otra empresa pública (o me iría al extremo, una corporación en donde mil millones de personas alojan sus datos, fotos y videos de manera voluntaria). Pues no, Facebook no la tiene. 
Un poco confusos por este hecho, decidimos preguntar a una señora que se encontraba en una de las aparentes entradas a un edificio. No nos ayudó, se limitó a decirnos que no podíamos permanecer en esa área y que nos moviéramos. De hecho logramos ver que para entrar debes pasar por un filtro enrejado con tu gafete corporativo, donde hay guardias de seguridad. Para estas alturas mi pensamiento era:


No había un sólo letrero, panfleto, pancarta, señal, placa, o señalización que dijera que eso era Facebook, nada. Incluso lo que le queríamos preguntar a esa señora es si esto era Facebook. Después vimos que si porque salía gente con su gafete que decía Facebook.
Otra cosa extrañisíma fue la gran cantidad de autobuses blancos con vidrios polarizados, de verdad, había decenas de ellos, sino es que cientos, en el video que tomé se alcanzan a ver varios de ellos


Quizás es paranoia, pero si comparamos los campus de Google y Facebook, hay una gran diferencia. A Facebook nunca pudimos ni bajar del auto, hermetismo puro, en realidad no sabías si tomar fotos o huir de ahí. Yo decidí literalmente huír.

2a razón: Porque nos espía.
Ya desde hace bastante tiempo (unos 4 años aprox.) vengo sosteniendo y denunciando que Facebook es una empresa de espionaje. Vaya, no es que esté una persona revisando tus estados, tu muro y tus fotos (que sigo sosteniendo que el 90% de las fotos publicadas en FB son basura). No funciona así, es parte de un proyecto que utiliza tecnología para filtrar lo que le parece "interesante" al gobierno de EEUU. Hace algunos años se llamaba ECHELON, pero ahora se llama PRISM. 
Estados Unidos desde hace mucho tiempo utiliza todo un aparato de espionaje para "proteger" sus intereses. Se vale de espías, de programas, de proyectos, de los medios, de la milicia, de la CIA, del FBI, de la NSA. No por algo es la mayor potencia mundial. 



Y es muy sencillo, antes las llamadas telefónicas eran interceptadas al azar (bueno, para ser realistas aún se sigue haciendo) para ver si se escuchaba algo comprometedor o interesante a los oídos de EEUU. Pero eso era costoso, demandaba mucho tiempo, y la información en su mayoría no guardaba ningún interés. Con las computadoras ahora es más fácil filtrar la información que si guarda importancia. 
Por ejemplo: Si juntas palabras como "Bomba", "Rebelión", "Edificio", "Dinamita", "Embajada" y las pones juntas en un estado de FB, en un twit, en un e-mail, automáticamente es filtrada esa información y llega a donde tenga que llegar. En México son bien conocidos los casos de algunos twiteros que publicaron cosas parecidas en su twitter y enseguida la policía estaba afuera de sus casas para aprehenderlos. O el caso de un francés que estaba arriba de un avión con dirección a EEUU y tuiteó que se la iba a pasar BOMBA en América, enseguida lo bajaron, lo detuvieron y lo interrogaron (y por supuesto perdió el vuelo).
Y hasta cierto punto no cuestiono lo que hacen, es una buena estrategia para prevenir ataques, invasiones o secuestros en los aviones. Lo verdaderamente preocupante es la invasión a la privacidad.
Es lo que han denunciado Julian Assange de Wikileaks y el ex-agente del CIA Snowden, únicas dos lumbreras en el universo del ciber espionaje geopolítico. Ellos han denunciado y hecho público a grandes escalas lo que ya se sabía: somos constantemente espiados.


Muchos me podrían decir que Facebook no es la única compañía que ha dado información al gobierno estadounidense, sino que prácticamente todas lo han hecho: Yahoo, Google, Microsoft, Twitter, Foursquare, etc. La diferencia que encuentro entre unas y otras, es que mientras Twitter da información sólo cuando se la piden (información que supuestamente no tendría que dar porque se supone que tus datos son confidenciales y hay un acuerdo que aceptas haber leído y comprendido), a FB no se la tienen que pedir, porque FB es el mismo gobierno.
Hace tiempo cerré mi cuenta en HI5 por las mismas razones, y al cerrarla me hicieron preguntas bastante extrañas, como que si esta sirviendo para la milicia de algún país en conflicto. Es ridículo. Adjunto captura de la pantalla:


Y esta es la maravilla de la ingeniería social: no te vamos a pedir tus datos, tu mismo nos los vas a dar de forma voluntaria. 


3a razón: Por sus usuarios.
Observen a sus amigos en Facebook: pareciera que les dan dinero cada que suben fotos, cada que actualizan su estado, cada que ponen que hacen o no hacen. Es gente ávida por compartir su privacidad, es gente desesperada por llamar la atención y sentir que "hacen algo" importante con sus vidas y que mejor que compartirlo. De verdad, la gente con más de 100 amigos no le puedo llamar de otra forma que no se farsante, hipócrita y ridícula, nadie tiene más de 100 amigos en la vida real.
Pero las "redes sociales" (término televisivo y risible) se han convertido en el refugio de las personas socialmente inoperantes. 
Con esta sociedad y con su nivel de educación ¿Es necesario pedir que nos revelen su vida? ¡No! Se mueren por hacerlo de forma voluntaria. 



No estoy en contra de compartir momentos especiales con tus amigos, una foto de tu viaje, de tu hijo, un pensamiento, una experiencia. Finalmente eso es la vida, compartir momentos. Pero compartir cada 10 minutos lo que estás haciendo, subir diario fotos de tu comida, de tus bebidas, compartir tu ubicación cada 2 horas, mencionar quién es tu hermano, tu papá, tu primo, tu amante, subir 735 fotos de una fiesta y encima soportar invitaciones a juegos que no te gustan (si me gusta un juego lo busco y ya, no es necesario que me mandes una invitación de un puto juego que no me gusta todos los días!), bueno, eso no es compartir momentos, eso es ocio y obsesión por ser observado, protagonismo y estupidez.

Repito: hace tiempo que me vengo quejando del problema de espionaje de Facebook, y todos me decían: si no te gusta salte de FB. Pero decidí permanecer para denunciar desde Facebook. Creé un grupo llamado Revolución Intelectual y alerté a mis contactos del problema. Las respuestas fueron las mismas: apatía, agresiones, ignorancia, egocentrismos, etc. Pero la cosa acá no es la red social en sí, es quién conforma tu red social. La fiesta no es la aburrida, la aburrida es la gente que conforma la fiesta. Tú haces tu propia red social. Resulta que mi red social no está interesada en los mismos temas que yo, ni en las mismas lecturas (bueno, no está interesada en la lectura en general), ni en los mismos lugares que yo, sino que la mayoría se interesa por las telenovelas, el Fútbol (única afición en la que coincidimos), los "artistas" pop (que de artistas no tienen nada, hacer arte es un don divino, no hacer el ridículo como orangutanes de circo), los whiskys, los tequilas, los clamatos y los antros de moda. No los culpo, es su vida, es su nivel.



Perdón si alguno de mis 7 lectores se siente aludido o incomodado con lo que estoy escribiendo, pero créanme que he escrito cosas peores, y no tengo ningún interés en mentir por convivir. Ni en fingir por conservar una amistad de Facebook. La gente que me conoce en la vida real sabe como soy, y sabe que no soy un tipo hipócrita que se anda escondiendo para decir las cosas. Si tengo algún problema contigo te lo digo en tu cara, no me ando con mariconadas en el muro de tu FB o con mensajitos "indirectos". 
La vida se vive allá fuera señores y es allá fuera donde se forja el carácter de los verdaderos hombres. Es en las situaciones límite donde se prueba tu verdadera personalidad y no en una red social.
El problema de las redes sociales es que están mal entendidas y mal utilizadas. Pueden ser un arma enorme y excepcional, una herramienta increíble para compartir cosas. Pero repito: la gente es la que moldea esas redes, la gente las hace lo que son: una maravilla o una mierda.

Conclusión
¿Has leído el aviso de privacidad de Facebook? ¿El contrato que celebras al abrir una cuenta? ¿Sabías que hay algo llamado Gobierno de Facebook? ¿Te has cuestionado porqué es la única red social a la que Hollywood (la maquinaria propagandística del imperio sionista) le ha hecho su propia película? ¿Sabías que los recursos con los que se construyó FB son de origen federal?
Si te interesa el tema seguro indagaras las respuestas a las preguntas formuladas. Si no, seguirás siendo parte de la maquinaria. 
Sé que Facebook no es el único servicio en la red que "espía" tus datos. De hecho lo hacen casi todos. Pero sí sé que Facebook es el peor.
No espero que después de leer esto, si es que tuviste el aguante de llegar hasta aquí (es que les digo que la gente no lee) vayas y corras a cerrar tu cuenta en Facebook. Tú siempre has tenido la libertad de hacer lo que quieras, y de dedicar tu tiempo libre y privacidad con quién quieras y de la forma que más te apetezca. La única pretensión de este post era abrir un poco de conciencia sobre cómo estamos interactuando con la red, con nuestros amigos, familiares y compañeros. Redes como FB inicialmente tenían como propósito mantenerte en contacto con viejos amigos, antiguos compañeros de colegio y gente querida que tenías lejos. Claro que aún se puede usar para eso, pero resulta que a la gente ya no le interesa eso, ya saben demasiado de todos y de todo lo que hacen, ya no queda tiempo de convivir, de visitar a la familia y de chupar con tus cuates. 
Sigo en las redes sociales, pero al menos ya tendré una menos. Toma eso cerdo capitalista.

pd. Seguro este post no pasó los filtros de la CIA, NSA y FBI. Tranquilos, no pienso volar en pedazos el Empire State, para eso se pinta sólo el mismo gobierno estadounidense.

segunda postdata: Por favor, sé que es mucho pedir, pero aunque sea lean 1984 de George Orwell, es imprescindible para comprender muchas cosas como el control social, mental y neurolingüístico del mundo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...